Por un movimiento de lucha independiente


Intervención de Marina Hidalgo Robles en el acto de cierre del 8M

Vamos por un movimiento de lucha, independiente y que lo cuestione todo


Buenas noches compañeras, compañeres, compañeros. Primero quería saludar que hoy estemos acá.

La jornada de hoy es realmente impresionante, llenamos las calles, llenamos las avenidas. Copamos todas las provincias. El movimiento de las mujeres, de la diversidad, el movimiento feminista, está más fuerte que nunca y hoy lo volvió a demostrar en una hermosa jornada de lucha. Así, con todo, inauguramos el año con pintadas, con batucada, con agite, con glitter y ¡también con un parazo! Las mujeres y la diversidad conquistamos que las centrales de los sindicatos tradicionales tengan que llamar a paro para que las compañeras y compañeres podamos salir a las calles y ese también es nuestro triunfo. Hoy somos parte de un enorme Paro Internacional Feminista.

Es recontra importante haber salido hoy, seguir en la calle, porque la verdad es que la situación de las mujeres, de la diversidad, sigue mal.

Ganamos el aborto legal hace dos años y todavía seguimos peleando por su efectiva implementación. Seguimos peleando porque todavía hay nenas de 10, 11 y 12 años que son obligadas a parir y a ser madres. Todavía hay compañeras procesadas como las Socorristas de Córdoba, como Miranda Ruiz, a la que absolvieron gracias a la lucha. Hay mujeres a las que se las persigue en el país donde la enorme Marea Verde conquistó el aborto legal. Por eso hoy también estamos en estas calles con los pañuelos verdes bien en alto para exigir la efectiva implementación del aborto legal ¡Niñas No madres! ¡Y fuera los antiderechos!

Y seguimos en las calles también porque la ola de femicidios, de trans travesticidios, sigue siendo una barbarie en nuestro país. No llevamos ni tres meses, pero ya contamos más de 50 femicidios y más de 20 trans travesticidios. Anoche, justamente, supimos del asesinato de otra mujer. Eso en el país del Ni Una Menos; por eso también estamos acá, porque el gobierno no destina ni un peso para combatir la violencia. No hay refugios, no hay patrocinios jurídicos, las denuncias las guardan en un cajón.

Por eso salimos a las calles, para decir Ni Una Menos, para decir basta de violencia, basta de femicidios, trans travesticidios. ¡Presupuesto para combatir la violencia y no para el FMI!

Y seguimos en las calles con esta fuerza, como hicimos hace diez días, también por las niñas, los niños y niñes. Estamos acá para denunciar los abusos sexuales en la infancia. Estamos acá para acompañar a Arcoíris, para acompañar a Martín y a todes eses niñes que la justicia patriarcal quiere vincular con los abusadores. La misma justicia patriarcal que persigue a las madres protectoras que hacen hasta lo imposible por cuidarles. Hace diez días este movimiento que hoy está en la calle logró que Arcoíris no sea llevada a la familia de su abusador.

Porque este movimiento tiene fuerza, le ponemos el cuerpo, no damos el brazo a  torcer, y damos las peleas hasta el final. Hoy Arcoíris está protegida y vamos a seguir luchando por Arcoíris y por todas las niñas y por todes les niñes.

La situación de las mujeres y la diversidad es realmente trágica, pero se agrava todo en un contexto de tanto ajuste. Un ajuste que como ya sabemos, golpea más a mujeres a diversidades, porque somos mayoritariamente mujeres quienes estamos al frente de los hogares sosteniendo la cotidianidad, porque somos las mujeres quienes nos hacemos cargo de les niñes y de la familia, pero también porque somos las primeras en ser despedidas, somos las más precarizadas.

Y hoy el ajuste del gobierno, del FMI nos golpea doblemente a las mujeres y a la diversidad. Y también nos golpea porque con ese ajuste que pide hoy el FMI están reventando todos los presupuestos ministeriales. No solo de Salud y Educación, también están reventando el escasísimo presupuesto del Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad. Hoy no hay respuestas para quienes van a golpear la puerta de ese Ministerio. Hoy no hay respuesta para las víctimas de violencia. No hay respuesta para quienes necesitan acompañamiento, a quienes necesitan refugio. Esa es la política de este gobierno, de Alberto Fernández, de Massa, de Cristina. Y también esa es la política de la ministra de Género y Diversidades Ayelén Mazzina. Hacemos responsable al Gobierno y hacemos responsable a la ministra, de la situación en que estamos las mujeres y la diversidad.

Y también hoy estamos en esta calle para denunciar su responsabilidad y exigirle el presupuesto. Les exigimos que no pongan un peso más en el FMI y que resuelvan los problemas de la violencia, los problemas de mujeres y diversidad.

Hoy compañeras y compañeres copamos las calles de Capital, la 9 de julio, Avenida de Mayo, para todos lados. En todo el país se llenaron las plazas porque las mujeres, la diversidad, les pibis y la Marea Verde sabemos que el 8 de marzo es un día importantísimo para nosotres, que salimos a las calles a pelear. Ganamos que cada 8M sea parte del calendario de la lucha, ganamos que todos los 8 de marzo seamos multitudes en todo el país.

Y hay que decir una cosa que es muy importante, porque hoy hay un debate que atraviesa a todo el movimiento. Hay un debate acerca de cuál es la continuidad que le vamos a dar. ¿Hacia dónde tiene que ir este movimiento de mujeres de diversidad, este movimiento feminista? Acá unas cuadras nomás, había un palco lleno de funcionarias, de burócratas, de Mazzinas, de esas mujeres que hablan un montón, pero que la verdad, por nuestros derechos no hacen nada. Estaban las burócratas que firman las paritarias a la baja y hoy estaban ahí hablando de los derechos de las mujeres. Estan las funcionarias que ocupan sillones pero que no mueven un dedo para defender nuestros derechos y pelear por nuestras reivindicaciones. Hablan un montón pero no dicen absolutamente nada de la responsabilidad del gobierno nacional.

Hay un debate y de este lado estamos quienes queremos construir un movimiento que sea independiente, que no vaya detrás de ningún gobierno ni funcionaria de turno, queremos que vaya detrás de sus propios intereses y de sus propias peleas, que pelee hasta el final por cada una de nuestras reivindicaciones.

Ese es el movimiento que nosotras y nosotres queremos construir y que no solo pelea para exigirle al gobierno. ¡También enfrentamos a la derecha, enfrentamos a los fachos! Hoy el caradura, cínico, de Larreta salió a decir que quiere cerrar el Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad. En verdad, las que realmente lo estamos enfrentando somos las que estamos acá en la calle. Las que defendemos que ese ministerio no tiene que ser cerrado y también denunciamos que necesitamos presupuesto y necesitamos políticas de verdad para combatir la violencia. Ese es el movimiento que hoy en estas calles defendemos, que las Rojas queremos construir y poner en pie y por eso somos las que estamos hasta última hora en las calles.

Y tenemos una próxima parada que es muy importante porque justamente con esta lucha hemos ganado un segundo juicio contra los femicidas de Lucía Pérez, esos que en primera instancia habían sido absueltos porque a un tribunal se le ocurrió que las brutalidades que le hicieron a Lucía Pérez habían sido consentidas. ¡Jueces cómplices que ya tienen que ser destituidos y que vamos a pelear para echarlos a patadas de todos los tribunales!

La semana que viene vamos a estar acompañando la sentencia de los femicidas de Lucía y también vamos a movilizar cuando sea el Jury a este tribunal, que también lo ganamos con la lucha. Y es importante decir que también estamos peleando por esa destitución, porque cuando nosotres denunciamos la justicia patriarcal no lo hacemos en abstracto. Nuestra pelea es recontra concreta. Queremos que cada juez, que cada funcionario que ampara violentos femicidas, sea destituido. ¡Hay que sacarlos a todo! Esa es la verdadera pelea que hay que dar contra esta justicia patriarcal recontra re podrida.

Y el 14 de marzo vamos a estar dando esa pelea junto a familiares y amigues de Lucía Pérez por la destitución de ese tribunal patriarcal de absolución de femicidas.

También, compañeres, quería nombrar la pelea que hoy se está llevando por Anahí,  una piba que también fue asesinada brutalmente, que la justicia patriarcal no hizo nada para condenar a los verdaderos responsables. Hoy se está peleando por justicia efectiva, para condenar a los verdaderos culpables. Y también vamos a dar esa pelea junto a las compañeras, junto a familiares y amigues de Anahí Benítez.

Para cerrar, quiero hacerles una invitación recontra linda, que es la invitación a sumarse a este movimiento de lucha,  a sumarse a pelear contra todo. Porque así somos Las Rojas.

Las Rojas queremos construir un movimiento que lo cuestione absolutamente todo. Que sea solidario con todas las luchas de todes les explotades y oprimides en todo el mundo, desde la valientes mujeres en Irán hasta las compañeras residentes en Argentina que pelean por su salario. Nosotras nos solidarizamos y queremos ser parte de todas esas peleas alrededor de todo el mundo. Somos las que queremos cuestionar este capitalismo, este patriarcado, que queremos un mundo nuevo.

Queremos un mundo donde las relaciones no sean de opresión, sino de respeto, de amor, donde la decisión y la vida le pertenezcan a cada una, a cada uno y a cada une.

Así que compañeres, les invito a dar esta pelea junto a Las Rojas, a dar esta pelea junto a Manuela Castañeira, que acá está con nosotras, a dar esta pelea con las que luchan.

¡Arriba las y les que luchan!