Vamos a Trelew con toda la fuerza de las pibas

 

Vamos a Trelew con toda la fuerza de las pibas

 

¡Viajá al XXXIII Encuentro Nacional de Mujeres con Las Rojas!

 

La imagen puede contener: 1 persona, texto

 

La ola verde inundará las calles de Trelew y hará oír su voz en cientos de talleres y acciones. El Movimiento de Mujeres, que se le plantó a Macri y a todos los reaccionarios por el derecho al aborto legal en el hospital, tiene el desafío de redoblar la lucha por nuestro derecho a decidir, mientras unifica sus fuerzas con todos los sectores que enfrentan a Macri y el FMI, el ajuste, el presupuesto de “déficit 0” y la represión. Está planteada la necesidad de derrotar al gobierno.

Para que haya aborto legal, hay que derrotar al gobierno

Estamos en un nuevo alza internacional del movimiento de mujeres. En Brasil, las mujeres se levantaron contra el candidato neo-fascista Bolsonaro, y con la consigna #EleNão, coparon las principales ciudades del gigante latinoamericano. Además, la solidaridad que sentimos de decenas de hermanas de otros países en tiempos del debate en Senadores fue extraordinaria.
En nuestro país, tras la votación contra el derecho al aborto, se expresó el repudio mayoritario a esta institución y sus 38 monstruos del atraso, que habían desconocido la voluntad de millones que en las calles gritamos por más de 40 horas “aborto legal ya”. ¿Cuántxs no consideraron la necesidad de abolir esa vetusta y antidemocrática institución?

El Senado, pero centralmente Macri, Vidal y la Iglesia, son los responsables de que sigan muriendo mujeres en la clandestinidad. Su campaña financiada por sectores concentrados de poder fue brutal. Los mismos que ahora salen en contra de la ESI. Son ellos los verdaderos enemigos del movimiento de mujeres y todos los sectores populares. 
El recorte ministerial para aplicar las recetas del FMI expresa que este gobierno no puede coexistir con la educación y la salud públicas de calidad. La separación de la Iglesia y el Estado se ha impuesto como receta alternativa al presupuesto de Macri, para que no haya más recortes en derechos básicos y se deje de financiar con sueldazos a los dinosaurios de la Inquisición, pederastas y oscurantistas. 
El reclamo por el aborto legal y el Estado laico, sumado a la rebelión educativa, han puesto en agenda, más que nunca, la necesidad de contar con una educación sexual laica, científica y feminista.
El protagonismo de las más jóvenes en el movimiento de mujeres se hace sentir, porque están dispuestas a ir por todo y a arrancarle al Estado patriarcal y capitalista esta demanda, junto con el derecho a decidir. Hoy la marea verde nutre un movimiento estudiantil, que salió en defensa de su Educación, para frenar el verdadero vaciamiento que pretende Macri. Ha sido parte de las tomas y movilizaciones que comenzaron a plantear la unidad obrero-estudiantil como herramienta para ganarle la pulseada al gobierno y al FMI. La perspectiva de que las mujeres, los trabajadores y la juventud nos unifiquemos para derrotar a Macri es fundamental para que conquistemos el derecho al aborto, la educación sexual y que los curas se vayan a laburar.