#SoyFeminista

image_pdfimage_print

#SoyFeminista Con las luchas por los derechos de las mujeres a todas partes

 

aborto-legal-ya

Por Verónica R.

Un fenómeno inusitado ocurrió en la TV la semana pasada, en plena temporada veraniega, digamos que la temporada alta de los programas de chimentos en lo que a audiencia se refiere, el debate sobre el feminismo, los abusos y la violencia de género invadió la grilla de la tarde. Durante cuatro emisiones seguidas el programa “Intrusos en el espectáculo” conducido por Jorge Rial entrevistó a diferentes actrices y periodistas reconocidas por ser representantes de sectores del feminismo. Dichas entrevistas tuvieron mucha repercusión en las redes sociales, en particular en Twitter donde rápidamente se viralizó y se hizo tendencia el hashtag #SoyFeminista.

 

Las mujeres no vamos a tolerar una sola provocación machista más

Todo se inició como una suerte de reflejo a la campaña viral #MeToo (en español “a mí también”) y la iniciativa #TimesUp (en español “se terminó el tiempo”) en Hollywood mediante las cuales decenas de actrices de la industria cinematográfica norteamericana se animaron a contar los casos de abuso que sufrieron en su carrera, desenmascarando a productores y directores machistas y abusadores y denunciando el lugar subordinado que siempre ha tenido la mujer en la industria. Así fue como cayeron algunos “pesos pesados” de las productoras como Harvey Weinstein, que impunemente cometió decenas de abusos a actrices aprovechándose de su posición de poder. A esto se sucedió un efecto dominó con una proliferación de denuncias y escraches a otros productores y realizadores e incluso a actores por conductas misóginas y abusivas. Esta campaña tuvo su momento de exposición más alto hasta el momento en la noche de la entrega de los premios Golden Globes, en donde la mayoría de las actrices se vistieron de negro como forma de protesta contra los abusos y la violencia hacia las mujeres, pero además toda la ceremonia estuvo teñida por los discursos contra la violencia de género.

Estos acontecimientos a nivel local se replicaron en el desembarco del feminismo en la pantalla chica con las entrevistas que Jorge Rial realizó a Florencia Feijó, Malena Pichot, Julia Mengolini, Luciana Peker y “Bimbo” Godoy en los últimos días. Asimismo, estas entrevistas fueron un reflejo ante las declaraciones misóginas de algunos artistas argentinos, que tuvieron lugar casi en simultáneo con el fenómeno #MeToo en Estados unidos, y que generaron un masivo repudio por parte de las mujeres que trabajan en los medios y del movimiento de mujeres en general. Lo que deja demostrado estas reacciones de rechazo ante los comentarios misóginos es que luego de la experiencia acumulada de los últimos años de lucha, las mujeres no estamos dispuestas a tolerar una sola provocación machista venga de quien venga. Vamos a enfrentar cada ataque, no solamente haciendo público nuestro repudio a los misóginos sino también fortaleciendo nuestra organización para seguir luchando para transformar la sociedad toda.

 

El debate sobre el aborto fue tendencia en las redes sociales

Todos estos fenómenos que describimos dan cuenta de que es innegable que el feminismo crece y se multiplica a nivel internacional día a día. Que en nuestro país, que ha sido pionero en las convocatorias masivas en contra de la violencia hacia las mujeres, el feminismo sigue creciendo de forma exponencial y sostenida. Esto se demuestra en que las mujeres en Argentina nos movilizamos ante cada caso para exigir justicia para las víctimas de la violencia y castigo a los violentos y ante cada avance del gobierno en detrimento de nuestros derechos.

Uno de los debates claves que tuvo lugar en “Intrusos” fue el del aborto, práctica que realizan en nuestro país medio millón de mujeres al año y que por sus condiciones de clandestinidad se lleva la vida de cientos de ellas. Es un debate que ha hecho pie varias veces en los medios de comunicación, entre los casos de más repercusión se encuentran cuando se le negaba el aborto no punible a una mujer víctima de trata en el Hospital Ramos Mejía y el más reciente caso de Belén, mujer criminalizada y encarcelada por un aborto espontáneo, que finalmente fue liberada gracias a la lucha del movimiento de mujeres. Más allá de que para Las Rojas la legalización del aborto debe ser para que cualquier mujer lo pueda llevar a cabo en el hospital público son datos que dan cuenta de esta necesidad de información y de discusión sobre el aborto que la palabra “Misoprostol” haya sido la más buscada en Google en el momento en que Jorge Rial entrevistó a la actriz Virginia “Bimbo” Godoy y que el hashtag #AbortoLegalSeguroyGratuito fue tendencia en Twitter durante la emisión del viernes . Además, estudios de opinión recientes que indican que la sociedad está en su mayoría de acuerdo con la legalización o por lo menos de acuerdo con que es necesario dar el debate. Esperamos que la iniciativa de Jorge Rial de poner una emisión de su programa a disposición de este debate se lleve a cabo y, por supuesto, también esperamos poder participar del mismo.

 

Aprovechar las contradicciones para abrirnos paso en la agenda mediática

No somos ingenuas, sabemos que los medios de comunicación han construido y difundido por años, tanto en la programación diaria como en los anuncios publicitarios, una imagen cosificada de la mujer y aún lo siguen haciendo, instaurando en el “sentido común” de la población ideas machistas sobre el lugar que debe ocupar la mujer en la sociedad y en la producción social. Fueron muchos años de lucha del movimiento de mujeres para que en los noticieros cada vez que una mujer era víctima de la violencia machista se dejase de decir “crimen pasional” para comenzar a hablar de violencia de género y femicidio. Aun así, los medios de comunicación masivos son una parte muy importante de la esfera pública y la TV en particular hegemoniza la industria del entretenimiento en nuestro país. Por lo tanto, creemos que es una necesidad del movimiento aprovechar cada espacio que se abre en los medios de comunicación para intervenir políticamente. Está claro que la masividad de la televisión configura una ventana a la vida doméstica de miles de mujeres que viven recluidas en la opresión patriarcal del hogar. Es a ellas a las que podemos llegar a través de la televisión, no sólo para que entiendan su propia opresión, sino para que salgan del encierro y luchen contra las instituciones que las oprimen junto con el movimiento de mujeres. Por su puesto que los medios de comunicación saben mucho de oportunismos y tienen sus contradicciones, son justamente estas contradicciones las que tenemos que aprovechar para abrirnos paso. Desde Las Rojas nos planteamos el desafío de aprovechar este espacio que se abre al feminismo para masificar los debates claves sobre los derechos de las mujeres, para llegar a cada vez más personas y que cada vez seamos más las que nos organicemos para reventar este sistema capitalista y patriarcal que nos oprime.