Sin Línea 137 no hay #NiUnaMenos

 

Sin Línea 137 no hay #NiUnaMenos

 

Línea 137

Por Marina Hidalgo Robles

Sin Línea 137 no hay #NiUnaMenos. Así encabezan la batalla las trabajadoras de la línea telefónica que atiende denuncias y consultas por violencia de género. Uno de los pocos programas que resiste la embestida Macrista, que se ocupa de atender casos de violencia familiar y sexual.

La Línea, que depende del Ministerio de Justicia, fue creada en el año 2006 dentro de la órbita del Programa “Las Víctimas contra las Violencias”, y desde ese momento ha realizado 200 mil asesoramientos telefónicos, intervino en 43 mil casos, sosteniendo alrededor de mil consultas mensuales.

 Desde ese año, y ya con condiciones de precarización e inestabilidad laboral para las trabajadoras, se ha ido desguazando lenta pero constantemente. El achicamiento del presupuesto, la no renovación de contratos de compañeras que se fueron por mejores condiciones, y la absorción de otras líneas provinciales con la misma cantidad de personal.

Las condiciones de precarización en la que se encuentran las trabajadoras, da lugar a sueldos bajos e inestabilidad, con la eterna incertidumbre de hasta cuándo se mantendrá la fuente de trabajo. También implica una atención cada vez más acotada: si la misma cantidad de trabajadoras tienen que atender el doble de llamados, no sólo quedan miles de mujeres en situación de violencia sin respuesta, sino que además la atención se ve afectada por las consecuencias del desgaste producto de las condiciones laborales. Si hoy la Línea sigue en pie, ¡es por el esfuerzo y compromiso de sus propias trabajadoras!

Esta situación se vio profundizada en los últimos días, al conocerse el borrador de un decreto que daría de baja los convenios de los “entes cooperadores”, que no son otra cosa que organismos que tercerizan la contratación. Alrededor del 90% de las trabajadoras y trabajadores del Ministerio de Justicia cobra a través de estos entes, es decir que no son de planta permanente: se está hablando de la pérdida de casi 10 mil puestos de trabajo en todo el Ministerio para enero de 2019. A la vez, ese recorte, va a implicar una reducción drástica del salario de quienes están en la planta permanente, ya que casi el 60% de su salario depende de dichos entes.

Frente a esos rumores las trabajadoras de la Línea se convocaron en asamblea donde decidieron realizar un Paro Activo, con presencia pero sin atención, obligando a que sean las coordinaciones quienes tomen esa tarea. Se demostró así la importancia del trabajo realizado, y la responsabilidad que significa ese tipo de atención, que no puede quedar vacío ni por un día. El paro lo sostuvieron por casi una semana, y en asamblea resolvieron levantarlo pero mantenerse en estado de alerta y movilizar el día 12 en el marco del Paro Nacional de ATE.

El ataque a la Línea 137 y el 0800 va en total sintonía con la decisión del gobierno nacional de reventar el trabajo estatal, para cumplir con las metas impuestas por el FMI; déficit cero, despidos de 100 mil de estatales, cierre de los Ministerio Nacionales. El gobierno reaccionario y misógino de Macri no solo ataca al conjunto de trabajadores y trabajadoras, también lo hace a la población más vulnerable, en este caso a mujeres víctimas de violencia familiar y sexual. Busca reventar nuestras condiciones de trabajo y el servicio que se brinda desde estos programas.

Por eso, para defender la Línea 137, hay que rodearla de la más amplia solidaridad, de todos los sectores estatales que hoy están en lucha y de la fuerza que el movimiento de mujeres supimos construir en las calles. Porque como dicen en sus pancartas, Sin Línea 137 no hay #NiUnaMenos.