Que se escuche la voz de las mujeres

image_pdfimage_print

Que se escuche la voz de las mujeres

 

Laviva el movimiento de mujeres pelea por el derecho al aborto empieza por reconocer que la santa alianza contra las mujeres y el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos tiene su eje en el gobierno de Cristina. El 13 de mayo el papa Bergoglio llamó al “respeto por la vida humana desde el momento de su concepción” y destacó la recolección de firmas en apoyo a una iniciativa para “garantizar la protección jurídica del embrión, tutelando cada ser humano desde el primer instante de su existencia”[1]. Las mujeres ya sabemos que el Vaticano siempre va a estar contra nuestros derechos. Pero el Vaticano no gobierna la Argentina. Gobierna Cristina y con mayoría kirchnerista en el Congreso.

El movimiento de mujeres tiene que organizarse sabiendo que enfrenta en primer lugar al Gobierno K, que es el principal enemigo del derecho de las mujeres a no morir por abortos clandestinos mal realizados. Apoyadas sobre los triunfos como el del Ramos Mejía, sobre la gran movilización del 1 de noviembre de 2012, sobre la masiva marcha del 8 de marzo de este año, sobre haber logrado que la Corte Suprema tuviera que salir con el fallo a favor de los no punibles, sobre la indignación popular por la absolución de los trece proxenetas de Marita Verón, sobre el triunfo de haber logrado sacar de la cárcel a las hermanas Jara, somos las mujeres estudiantes, trabajadoras y de los barrios populares las que tenemos en nuestras manos la tarea de organizarnos en todas partes para no darle tregua al gobierno de la santa alianza y conquistar nuestros derechos.

Tenemos que organizarnos y movilizarnos para impedir que en este año electoral acallen nuestros reclamos y para evitar el vaciamiento del Encuentro Nacional de Mujeres. Cada lugar de trabajo, cada escuela y facultad, cada barrio tiene que ser un espacio para organizarnos y construir la agenda de lucha del movimiento de mujeres. Saliendo a las calles ante cada hecho y cada injusticia. Tenemos por delante preparar y organizar para cuando se cumpla un año más del boicot kirchnerista a la ley de derecho al aborto, la gran jornada nacional de mujeres en lucha del 1° de noviembre. ¡Tenemos que prepararnos para que haya miles de voces en las calles por el derecho al aborto libre, legal, seguro y gratuito!

 

¡Basta de muertes de mujeres por abortos clandestinos!

¡Fuera la Iglesia de nuestros cuerpos, separación de la Iglesia y el Estado!

¡Que el ministro Manzur reglamente la guía nacional de abortos no punibles

Aborto legal ya en el hospital!

¡Por un movimiento de mujeres independiente del gobierno K para conquistar nuestros derechos!

 

[1] Francisco se pronuncio por primera vez contra el aborto