¡Qué momento, qué momento! después del #niunamenos…

image_pdfimage_print

 

 

¡Qué momento, qué momento! después del#niunamenos ¡en un

estacionamiento!

 

Por Verónica R.

A primera hora de esta mañana las miles de mujeres que estamos participando del 30° Encuentro Nacional De Mujeres nos hicimos presentes en el Estadio Mundialista donde se había anunciado que tendría lugar el acto que daría apertura al Encuentro. Poco a poco las compañeras y organizaciones fueron ocupando las inmediaciones del predio con vistas a encolumnarse para entrar. Así mismo lo hicimos Las Rojas, al compás de los cantitos de nuestra batucada, con una columna llena de jóvenes luchadoras por los derechos de las mujeres.

El desconcierto se hizo presente cuando llegando al estacionamiento del estadio, muchas de nosotras al estar atrás y no poder visualizar el escenario pensando que esperábamos para entrar al predio, nos dimos cuenta que la razón por la cual la columna no avanzaba era porque el acto se iba a realizar ahí mismo en el estacionamiento. La indignación ante este hecho se contagió entre todas las compañeras que comenzaron a cantarle a la organización del Encuentro: “¡Qué momento, después del NiUnaMenos, en el estacionamiento!”.

Lo que resultó totalmente inadmisible e indignante para la mayoría es que después de habernos movilizado más de 200 mil mujeres y de haber copado la Plaza Congreso y los principales centros políticos del país el 3 de junio, ganando las calles al grito de ¡Ni una menos!, la organización del Encuentro haya querido esconder a las más de 50 mil compañeras que están participando del Encuentro en un sótano. Lo decimos sin exagerar, ya que el lugar donde se realizó el acto era un estacionamiento techado, frío y sin luz, con un sonido deplorable y, para rematar la situación, un escenario que parecía hecho de cajones de madera.

Esta no es la primera vez que la Comisión Organizadora, comandada por las burócratas del PCR, hace de las suyas con la intención de debilitar el Encuentro. Es que hay una camada de activistas, que hicieron una experiencia con los Encuentros en los últimos años, que ya se dieron cuenta que todos los esfuerzos del PCR van encaminados a mantener las discusiones durante los talleres y las actividades lo más alejadas posible de la realidad del país, que defienden la persistencia de la Iglesia en asistir a los talleres de aborto y que se adaptan al gobierno sistemáticamente en todos sus requerimientos. Basta citar como ejemplos los dos Encuentros anteriores.

La explicación que dieron hasta ahora para justificar esta escandalosa bienvenida es que el intendente Gustavo Pulti, en connivencia con el gobernador Daniel Scioli, no les quisieron dar el estadio. No tenemos ninguna duda de que el gobierno K no tiene interés alguno en que este Encuentro se realice, ya que no le conviene para nada levantar el avispero semanas antes de las elecciones. Pero esto no alivia de responsabilidades al PCR, ya que en ese caso, lo correcto hubiera sido que la Comisión Organizadora se plantase y que llamase a todas las mujeres a realizar el acto en un lugar público como la plaza principal. De esta manera, habrían podido denunciar la política del gobierno, que luego de la multiplicación de escraches y denuncias producto del #NiUnaMenos, quiere invisibilizar las luchas y los reclamos de las mujeres a toda costa. Es por esto que repudiamos la actitud de la Comisión Organizadora que al adaptarse a los requerimientos del gobierno kirchnerista, terminó siendo una vez más cómplice del mismo, escondiendo al movimiento de mujeres en un sótano.