Por Lucía salimos todas

image_pdfimage_print

Por Lucía salimos todas

Por Miranda – Las Rojas Mar del Plata

 

lucia-perezA pocos días de volver del XXXI Encuentro Nacional de Mujeres, un nuevo caso de femicidio dejó paralizado al país. Lucia, una joven de 16 años, fue brutalmente violada hasta la muerte en el sur de la ciudad de Mar del Plata. Las Rojas estuvimos en la jornada de lucha por Lucía el pasado sábado 15/10, donde se expresó la bronca y el dolor por lo acontecido.

Cuando en Mar del Plata la noticia se hizo pública se convocó, tanto desde las organizaciones del movimiento de mujeres como desde la familia y allegados, a una jornada de lucha para el 15/10: por la mañana se realizó una marcha en Playa Serena, al sur de la ciudad. Fue una marcha silenciosa, silencio que era un reflejo del dolor no solo de la familia, sino también de los vecinos ya que es una zona donde han ocurrido otras dos violaciones en lo que va del año. La marcha fue hasta el Alfar donde se encuentra la salita donde Lucía fue llevada sin vida. Allí pasaron la canción “Juguetes perdidos” de Los Redondos, la favorita de Lucía y habló su hermano Matías quien reclamó justicia, perpetua para los responsables y declaró: “Ninguna mujer ni persona se merece lo que le pasó a mi hermana”. También pidió que se mantenga todo en un ambiente de paz, ya que algunos sectores en la marcha querían ir a la casa de uno de los perpetradores para escracharla.Lo mismo ocurrió en la municipalidad, donde algunos sectores querían realizar un escrache a la escribanía del padre de Pablo Offinadi, quien en estos momentos perdió el apoyo de su familia, ya que por la presión de la bronca de toda la sociedad se negaron a seguirle pagando abogados, declarando “que se arregle solo”.
La jornada no finalizó allí, a las 14 horas nos encontramos nuevamente, con la familia de Lucía y las miles de personas que se solidarizaron con el caso, esta vez en la municipalidad de Mar del Plata, donde se hicieron presentes representantes del gobierno municipal, entre ellos el Intendente Arroyo. Entendemos que esta repentina “solidaridad” con los casos de femicidios es un intento del intendente de lavar la imagen que cae sobre él y su gabinete cuando tuvo que renunciar Cristian Prada, funcionario de la Secretaría de Seguridad de la comuna por asumir la defensa de uno de los imputados en el crimen de Lucía. Este no sería el primer funcionario que renuncia por defender a femicidas y proxenetas.Anteriormente ya lo había hecho Julio Razona, también Secretario de Seguridad, quien había sido abogado defensor de los proxenetas de unprostíbulo ubicado en la ciudad. Ambos abogados se vieron en la presión de renunciar producto de un movimiento de mujeres que no va a permitir que se manejan con tal impunidad. Pero la caradurez de Arroyo no queda ahí ya que desde que en Mar del Plata se declaró la emergencia en violencia de género no ha realizado ninguna medida, ni política, ni económica para paliar la situación de las mujeres, y ni hablar de sus alianzas con los grupos neofascistas liderados por Pampillón que en nuestra ciudad desfiguraron a activistas del movimiento lgbt.

Durante toda la jornada se escucharon cantos como “Ni una menos, vivas nos queremos”, “Lucia, presente”, “No están solos, Lucia somos todas” haciendo alusión a las intimidaciones recibidas por la familia de la víctima quienes fueron amenazados con un arma de fuego momentos antes de la convocatoria.

Este domingo fue detenido en un hotel de Santa Clara el tercer implicado en el hecho, Alejandro Alberto Maciel (61 años), acompañante terapéutico de Offinadi y al menos hasta hace un tiempo, operador en uno de los Centros Provinciales de Atención en Adicciones (CPA).

Mientras tanto las distintas organizaciones de mujeres marplatenses organizamos una nueva jornada de lucha para el miércoles 19 uniéndonos al Paro Nacional de Mujeres, porque lo que pasó en Mar del Plata es parte de una serie de femicidios que no tiene fin, que nos conmueven y que nos movilizan más que nunca. Y porque es necesario estar en las calles gritando ¡Ni una menos! ¡Basta de femicidios! ¡El Estado es Responsable!