Piedra libre para Cristina

image_pdfimage_print

 Piedra libre para Cristina

 

El gobierno es responsable

El kirchnerismo cada tantos años cambia de escondite para intentar marearnos y desviarnos de la pelea por el derecho al aborto. Y nos versea: Que la sociedad no está preparada para este debate; que tenemos un Papa argentino y que no podríamos cometer semejante pecado en su tierra natal; que la responsabilidad es de los parlamentarios; que los malos de la película son los Jueces y ahora último, resulta que se le ocurrió esconderse detrás de los médicos objetores de conciencia.

Sin embargo, las mujeres gritamos “piedra libre para Cristina”. En el 2011, fue ella quien ordenó a todos sus diputados y diputadas no dar quórum al primer y único debate parlamentario sobre el Proyecto de Ley de legalización del aborto, en la Comisión de Legislación Penal. Además sabemos que es su Gobierno quien le abre las puertas a la Iglesia para que se meta en la Salud y la Educación. Algunos ejemplos al respecto son contundentes: El Ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, es un militante del Opus Dei. Él se negó a reglamentar la guía técnica de abortos no punibles, que haría obligatoria su aplicación a nivel nacional (tal como lo indica el Fallo de la Corte Suprema del 2012). Así es como cada Gobierno provincial redactó (o no) su protocolo según le plazca. Existen actualmente ocho provincias (Formosa, Catamarca, Tucumán, Santiago del Estero, San Juan, Mendoza, San Luis y Corrientes) que no cuentan con ninguna normativa específica para garantizar en sus hospitales el acceso a la intervención: de ellas, seis están gobernadas por kirchneristas. Entre ellos, Alperovich, responsable y encubridor de los casos de la desaparición de Marita Verón y el asesinato de Paulina Lebbos.