Objeción a conciencia

image_pdfimage_print

Objeción a conciencia

 

 

Aborto legal YaDurante siglos la objeción de conciencia estuvo centrada en quienes por razones religiosas o éticas se negaban a sumarse a las filas militares. Hoy en día vemos como en nuestro país este “derecho” se utiliza casi con exclusividad en un solo campo: el de la salud sexual y reproductiva de las mujeres.

Así el gran aliado de los “Pro-vida”, la Iglesia, y todos los anti- derechos de las mujeres, es la famosa “objeción de conciencia”. Diversos profesionales (médicos, farmacéuticos, etc.) se amparan en ella para negarse a brindar prestaciones como informar sobre anticoncepción y abortos legales, recetar anticonceptivos (incluyendo anticoncepción de emergencia), efectuar ligaduras tubarias o abortos legales.

¿Por qué pueden avasallar así los derechos de las mujeres? ¡Porque el Gobierno se los permite!

El Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable y el Fallo de la Corte Suprema sobre abortos no punibles reconocen el derecho a la objeción de conciencia. ¡Gran concesión a la Iglesia y a los reaccionarios!

Claramente no desconocemos, el carácter reaccionario de la mayoría de los Colegios médicos, ni la prepotencia biomédica de los hospitales, ni que muchos profesionales de la salud sostiene y defienden el patriarcado. Pero ¿Qué hace el gobierno frente a esta situación? ¿Qué políticas implementa para que no mueran más mujeres, para que ellas puedan decidir y para combatir la opresión de género?

Ninguna. Por el contrario les concede a los patriarcales este “derecho a la objeción”. Así vemos como se declaran objetoras algunas instituciones y no profesionales individuales, tal como pasó con el hospital de Moreno que no le realizó el aborto a la nena violada.