Los secundarios se organizan por el aborto legal

Secundarios de Zona Sur

 

Los secundarios se organizan por el aborto legal

 

Por Sofi Awqay

El debate por la legalización del aborto se instaló en la escena política y tocó fibras muy sensibles en la sociedad, que hoy parecen estar inclinándose mayoritariamente por la necesidad de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo.

Con esta pelea, y al calor de las movilizaciones y actividades de los últimos meses, emergió a la vida política un nuevo sector, mayoritariamente juvenil, que se organiza en sus colegios.

Hace aproximadamente una semana, estudiantes del colegio Modelo Mármol de Almirante Brown, realizaron un pollerazo en repudio a los dichos misóginos de las autoridades del colegio acerca de que las chicas tenían que modificar su vestimenta para “evitar abusos”. En la Técnica 1, también de Almirante Brown, mientras Las Rojas junto a un grupo de estudiantes impulsábamos una jornada de carteles en pronunciamiento al derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, el director de la institución fue a arrancarlos uno por uno. Pero esta actitud no quedó sin respuesta: más de 30 pibas se organizaron para plantarse en la puerta de la dirección y así garantizar el derecho a seguir pegando carteles, realizar charlas, reuniones y actividades. Colegios de Rafael Calzada formaron coordinadoras para seguir realizando acciones por el aborto legal. Y en el ENAM y el Instituto de Lomas venimos impulsando actividades, siendo cada vez más las pibas que se acercan con sus pañuelos. El pasado viernes más de 15 colegios impulsaron el “Día Verde” para que todas las compañeras asistieran con prendas de este color pronunciándose a favor del aborto legal en el hospital.

Una situación nueva ocurre en colegios privados, donde los estudiantes sin tener espacios de organización como los centros de estudiantes, se autoconvocan a través de las redes sociales logrando así que no solo los acompañen los demás cursos, sino que otros colegios se sigan sumando. Estas actividades se siguen manteniendo hasta el día de hoy y cada vez son más masivos, surgiendo así actividades de los secundarios en toda la zona sur de la provincia.

Las pibas se vienen organizando en cada colegio, copando las plazas, los barrios, la puerta del Congreso cada martes, pero sobre todo vienen copando y haciendo propias las calles. Es que la nueva camada de pibas y pibes que se acercan al movimiento de mujeres están representando a una nueva generación de activistas, que ya no se bancan más que las pibas no podamos decidir sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas, ni los atropellos de las autoridades y directivos. Para muchos de ellos suelen ser sus primeras movilizaciones y rápidamente se van convirtiendo en protagonistas de estas jornadas.

Estos pibes vienen a cuestionarlo todo, y empiezan a debatir cual es la alternativa a este sistema inhumano, porque quieren una sociedad donde no haya opresión de ningún tipo. Los trabajadores, los jóvenes y ahora las mujeres vamos ganando cada vez más las calles y expresando nuestra bronca contra el gobierno de Macri que es cada vez más reaccionario. Para enfrentarlo, la juventud debe unir lazos con los trabajadores y sumarse en sus luchas retomando la unidad obrera-estudiantil, recordando las enseñanzas del Mayo Francés (del cual estamos conmemorando los 50 años).

Esta es la nueva juventud que no va a parar hasta conquistar el aborto legal, libre, seguro y gratuito en el hospital, hasta que haya educación sexual, laica, científica y feminista obligatoria en todos los niveles educativos. Para conquistar el aborto legal hay que organizar grandes campañas activistas y militantes. Llevar nuestras luchas a cada colegio y centro de estudiantes, ganar todos los espacios que sean posibles. Hay que sumarse a las peleas de los demás sectores en lucha, como el próximo 1º de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, a un acto que exprese las luchas de los trabajadores, las mujeres y la juventud. Demostrémosle al gobierno que somos millones y que estamos en todas partes.

#AhoraEsCuando compañeras, sigamos organizándonos, en las calles, en las escuelas, todos los días y no depositemos confianza ni en el gobierno, ni en los diputados y senadores, confiemos en nuestra propia fuerza, la única que nos llevará a la conquista de todos nuestros derechos. Por eso invitamos a seguir organizándose junto a Las Rojas y Tinta Roja, a participar de debates, de actividades y de reuniones abiertas, para seguir luchando por el aborto libre, legal, seguro y gratuito, y unir todas nuestras fuerzas para enfrentar a Macri.