Libertad y nulidad de la causa de C. en Tucumán

image_pdfimage_print

Libertad y nulidad de la causa de C. en Tucumán

 

8 de marzoNo  pudimos terminar de festejar el triunfo de la absolución de Belén en Tucuman, que conquistamos gracias la presión del movimiento de mujeres, cuando nos enteramos que un caso de escalofriantes similitudes estaba sucediendo nuevamente en la provincia de Tucuman.

Al igual que Belén, una joven de 19 años (quien es identificada como C) llegó al hospital público, específicamente al Hospital del Este, a buscar atención medica, porque como ella misma declaró tenía complicaciones en su embarazo, y horas antes de llegar al hospital había sufrido un aborto espontaneo. Pero en vez de obtener ayuda médica, al igual que le pasó a Belén en su momento, se encontró con Lucas Carbonell, el medico de turno en la guardia, quien la atendió y sin mediar palabra ¡la denunció!, supuestamente por sospechas de que C. se habría provocado ella misma el aborto. Así el hospital violó la confidencialidad medico-paciente, mas allá que la joven explicitó que había sufrido un aborto espontáneo. Pero como siempre en el patriarcado, toda palabra vale mas que la palabra de la mujer, las declaraciones de C. fueron descreídas, y el caso en estos momentos está siendo elevado a instancias judiciales, mientras ella se encuentra incomunicada y aprehendida en el mismo hospital, por decisión del ayudante de la fiscal Fernanda Antoni. Esto también es muy similar al caso de Bélen, a quien le tomaron declaración y estuvo aprehendida en el hospital mismo, hasta que fue dada de alta y trasladada directamente a prisión. Allí estuvo durante 2 años, hasta que el movimiento de mujeres dio cuenta del caso y logramos liberarla, haciendo público el caso, en las calles movilizadas sumado a la magnitud mediática que tomo, al salir Dolores Fonzi en los premios Latino, con un cartel que decía “Libertad Para Belén”.

 

 Basta de criminalizar a las mujeres

El caso de Belén fue emblemático, por que si bien en Argentina el aborto es ilegal, no es moneda corriente escuchar que la justicia se atreva a encarcelar mujeres por realizarse abortos. Pero en Tucumán el giro reaccionario macrista y aleccionador hacia las mujeres fue por más, y salieron envalentonados con sus políticas clericales. Ya que no les bastó con tener dos años presa a Belén, sino que ahora, haciendo oídos sordos al antecedente fijado por el caso de Bélen, vuelve a arremeter sobre las mujeres, avasallando todos nuestros derechos, desoyendo nuestras voces, y queriendo aleccionar, de lo que pasa si en la Argentina del gobierno de Macri desafías la imposición de la maternidad obligatoria, aunque sea con algo tan natural y fuera del control humano como un aborto espontáneo.
De esto dan cuenta las mujeres en Tucuman, que temen ir a las guardias, por complicaciones en los embarazos, o por abortos en proceso, por el temor ser denunciadas, y tener el mismo destino que Belén. Por lo tanto en Argentina, prima por sobre la vida de las mujeres el mensaje aleccionador que quiere imponer el gobierno sobre nuestros cuerpos.
Las Rojas, al igual que lo dijimos cuando fue el caso de Belén, lo repetimos ahora,  si el aborto fuera legal, Belén no hubiese estado nunca presa ni C. estaría ahora en el hospital con guardia policial y judicializada. Esto demuestra que además de pelear por que la joven tucumana no quede presa, debemos seguir la pelea por el aborto libre, legal seguro y gratuito en todo el país. 
 
Ni un apresa más, Ni una muerta más por la ilegalidad del aborto
 
Aplicación del protocolo de abortos no punibles a nivel nacional
 
ABORTO LEGAL SEGURO Y GRATUITO EN EL HOSPITAL PUBLICO