La lucha por el abolicionismo crece

La lucha por el abolicionismo crece

 

10

 

Por Euge, Vicepresidencia CEFyL, Filo UBA

El martes 23 de mayo, desde Las Rojas y el Nuevo MAS, vicepresidencia del CEFyL, realizamos en Filosofía y Letras de la UBA una multitudinaria charla en defensa del abolicionismo. Fue el evento más convocante del año en la facultad, con la presencia de 300 compañeras y compañeros, que coronó la gran campaña que llevamos adelante en muchas facultades de la UBA y en la UNA con pasadas por cursos, volanteos, afiches y spots, hablando con cientos de estudiantes para que comiencen a ser parte de la lucha por el abolicionismo.

En la Argentina el movimiento de mujeres es uno de los más vitales y batalladores, viene copando las calles cada 8 de marzo y sale a luchar ante cada caso en que se expresa la opresión hacia las mujeres. El movimiento de mujeres ha tomado un nuevo impulso y crecimiento luego del 3 de junio cuando gritamos Ni Una Menos, lo que planteó la necesidad de tomar en nuestras manos nuevos problemas. Hoy, el debate acerca de si la prostitución es trabajo o explotación sexual es uno de los temas más candentes dentro del movimiento de mujeres, un debate que divide aguas. Para aportar a este debate y de cara al segundo aniversario del Ni Una Menos, desde Las Rojas y el Nuevo MAS invitamos a Alika Kinan para que nos comparta su experiencia al salir de las redes de trata y convertirse en una figura clave de la lucha abolicionista.

Alika expresó su vivencia y lucha contra las miserias que impone este sistema capitalista y que se perpetúa cuando las mujeres caen en las redes de trata y explotación sexual. Habiendo estado 20 años prostituida en Tierra del Fuego, Alika relató con claridad la negación que el propio ambiente ejercía sobre su situación: “No te considerás víctima porque los proxenetas, los fiolos e incluso las mismas mujeres que están en situación de prostitución, alimentan la idea de que una está ahí bajo su consentimiento”. Pero sobretodo, expuso el rol que cumplió el Estado legitimando dicha situación, colaborando con los proxenetas a la hora de mantener los prostíbulos, brindando libretas sanitarias, no para cuidar a las mujeres, sino para resguardar la salud de los “clientes”.

Escuchar a Alika además tiene un gran valor porque logró salir del lugar de víctima para transformarse en una luchadora. Con tanta convicción atravesó esa experiencia que llevó adelante el primer juicio donde la víctima es querellante contra los proxenetas y el Estado, y lo ganó.

Continuando el relato, Marina Hidalgo Robles compartió con los asistentes su experiencia como trabajadora social acompañando casos como los de Alika. Explicó que el Estado proxeneta se nutre del sometimiento de las mujeres al mantenerlas en una situación de miseria y pobreza permanente, negándoles educación y trabajo digno.

Por su parte, Manuela Castañeira, pre-candidata a diputada nacional por el Nuevo MAS en Izquierda al Frente por el Socialismo, se explayó sobre la falta de políticas desde el Estado para resolver esta situación. Subrayó la responsabilidad de los distintos gobiernos como el de Macri que recorta los escasos e insuficientes programas para proteger a las mujeres, pero también marcó la responsabilidad del kirchnerismo que, cuando fue gobierno, amparó las redes de trata y la explotación sexual, negando a las mujeres derechos fundamentales como el aborto legal. Manuela remarcó la importancia de masificar el movimiento de mujeres. De cara al Ni Una Menos, planteó la enorme importancia de empezar a organizarnos para pelear por todos nuestros derechos, contra toda forma de violencia y especialmente contra las redes de trata y explotación sexual.

La charla se transformó en un gran evento del abolicionismo. La difusión y el alcance fueron tan concretos que se hicieron presentes en la misma, y tomaron el micrófono, compañeras de “Madres víctimas de trata”, la Campaña Abolicionista y compañeras independientes que quisieron preguntar y compartir su parecer a las panelistas y el resto de los asistentes.

Desde Las Rojas y el Nuevo MAS consideramos que el paso fundamental para seguir sumando fuerza para terminar con la explotación sexual es la organización, para seguir fortaleciendo al movimiento de mujeres y pelear día tras día contra este sistema machista y patriarcal que nos oprime.

Invitamos a todas las compañeras y compañeros a que vengan a hacer la experiencia de lucha y organización junto a Las Rojas y el Nuevo MAS movilizándonos el próximo 3 de Junio en el segundo aniversario del Ni Una Menos para gritar bien fuerte y junto a Alika:

¡Desmantelamiento de las redes de trata y explotación sexual ya!

¡El Estado es responsable!

¡Basta de violencia contra las mujeres!

¡Ni Una Menos!