Juicio de Alika. Día 1

image_pdfimage_print

Juicio de Alika. Día 1

 

Por Marina Hidalgo Robles – Las Rojas

alika y el festejo

Ushuaia. 7/11/16

Los días previos al inicio del juicio fue creciendo la presión de los que están preocupados con el desarrollo del primer juicio en el que una mujer víctima querella a sus proxenetas y al propio estado. Las continuas amenazas solo demuestran la dimensión y profundidad de lo que puede significar el juicio que Alika Kinan lleva adelante contra las redes de trata.
Hoy comenzó el juicio en el que Alika se presenta como querellante contra sus proxenetas y tratantes y contra el estado, por haberla explotado en el prostíbulo SHEIK, en Ushuaia.
La jornada comenzó con la sala llena de mujeres con carteles de apoyo a Alika y la exigencia de cárcel a los proxenetas junto a la denuncia de la responsabilidad del estado.
La fiscalía y la querella hicieron sendas presentaciones de las pruebas que permiten juzgar a los tres imputados, Pedro Montoya, Ivana García y Lucy Campos Alberca, por el delito de “Trata de Personas con fines de Explotación Sexual con abuso de la situación de vulnerabilidad”. Asimismo se demanda al estado municipal como garante del funcionamiento de la red de explotación, al reglamentar el funcionamiento de los prostíbulos y “habilitar” a las mujeres como “alternadoras”.
La presentación no sólo contó con sobradas pruebas de la responsabilidad de los imputados en la captación, traslado, y acogida de las mujeres (instancias señaladas por la ley de trata) sino también en el regenteo del prostíbulo; el porcentaje del dinero que se quedaban de las mujeres, las multas que se les imponía si no cumplían con las normas, los tiempos que se establecían para los “pases”, etc.
También se aportó información sobre la situación de las mujeres que las ubicaba en un “contexto de vulnerabilidad” de la que se aprovecharon para implicarlas en estas redes: pobreza, situaciones de violencia previas, aislamiento de sus familias…
La defensa de los imputados intentó mil y una maniobras para entorpecer la causa, por ejemplo, dilatando los tiempos, agregando testigos y pruebas a último momento, negándose a que las víctimas declarasen en cámara gesell. Sin embargo esto no fue suficiente para desarmar el proceso que se construyó para llegar a la instancia de juicio oral.
Los argumentos de la defensa fueron en el sentido de negar la existencia del delito, en tanto el municipio regulaba la existencia de prostíbulos. También intentó plantear la autonomía de las mujeres en el ejercicio de la prostitución, negando que hubiera condicionamientos económicos y sociales, que empujaron a esta mujeres a dicha situación. Es decir no intentó negar que las mujeres estuvieran en situación de prostitución, sino que plantearon claramente que no hubo ningún delito en ese hecho: una demostración cabal que el regulacionismo sólo es funcional a los proxenetas, nunca sirve para proteger a las mujeres.

Al final de la jornada declaró Alika Kinan, en calidad de víctima y querellante. Esta instancia se hizo sin público para garantizar su resguardo. Durante más de 4 horas estuvo declarando y al salir Alika manifestó su plena satisfacción por haber podido hacer un relato minucioso y detallado de su proceso hasta llegar al prostíbulo Sheik, cuáles fueron los mecanismos de coerción que la mantuvieron por 20 años en situación de explotación y nombrar a todos los responsables. Si bien los últimos días estuvo recluida con protección para garantizar su seguridad, llegaron las voces de las compañeras y compañeros que hicieron de este día una gran jornada de apoyo. Muy emocionante también el reencuentro con las compañeras de las distintas organizaciones que la estamos acompañando en el juicio.
El juicio va a continuar con las declaraciones de otras víctimas y de quienes fueron parte de las investigaciones previas. Las mujeres que desde todo el país estamos acompañando su lucha seguiremos al lado de Alika exigiendo Justicia y cárcel efectiva a proxenetas y funcionarios cómplices, y denunciando que el estado proxeneta es el responsable.