¡Higui libre!

image_pdfimage_print

¡Higui libre!

 

higui-libertad-lesbofobia

Por Noe F.

Fue emocionante escuchar el audio de Higui: “Hola chicas, ¡estoy afuera! Soy Higui, chicas, ¡no lo puedo creer!” Este lunes, 12 de junio, Higui consiguió la libertad tras siete meses de prisión preventiva, y esperará en libertad el comienzo de su juicio. Esta es una gran noticia para todo el movimiento de mujeres y LGTB que tomó la bandera de su libertad como una de las principales consignas en este último tiempo.

Higui estaba presa por defenderse de un grupo de diez acosadores que, tras acosarla violentamente durante años, intentaron violarla para “sacarle lo lesbiana”. Al defenderse con un cuchillo que llevaba encima por el miedo que esta patota le generaba, mató al único hombre que pudo alcanzar mientras era golpeada brutalmente hasta quedar inconsciente.

Higui había realizado un sinfín de denuncias contra estos violentos. La policía ignoró completamente las denuncias de Higui. El acoso llegó al punto de obligarla a mudarse, cuando incendiaron su casa con su perro atado adentro. Es que la policía, cuando no es ella misma la causante de violencia machista (según un informe de CORREPI del 2016 uno de cada cinco femicidios es realizado por un miembro de a las fuerzas armadas), trabaja activamente para encubrir a los violentos, como en el caso de Araceli en el cual la policía manipuló abiertamente la investigación para cubrir al femicida.

La justicia, patriarcal y machista hasta la médula, no sólo realizó una cantidad enorme de improcedimientos en la investigación: la ropa rasgada y ensangrentada de Higui no fue puesta como evidencia, no se realizaron las pericias a pesar de haber quedado desfigurada por los golpes -incluso le negaron a Higui asistencia médica- y no se puso defensa propia en la carátula de la causa; pero además de todo esto, mientras Higui esperaba presa el inicio del juicio todos los violadores siguen libres. El caso de Higui sienta jurisprudencia, tal como su abogada afirmaba, este es el primer caso de una mujer que espera en libertad un juicio por homicidio en defensa propia mientras que esta es la norma para los hombres.

Pero la justicia patriarcal no es el único problema. El gobierno de Mauricio Macri no destina un solo peso para planes de prevención para que las mujeres y la comunidad LGTB dejemos de sufrir tanta violencia. No hay refugios para las víctimas de violencia, ni campañas publicitarias contra las mismas. No hay programas de salud reproductiva ni educación sexual laica, feminista, científica y obligatoria. La ley de educación sexual actual no sólo no se aplica ni contempla la capacitación de los y las docentes que la lleven adelante, sino que tampoco contempla a la comunidad LGTB ni incluye contenido contra la violencia machista. Hace falta educación sexual real en las escuelas, para educar contra la violencia hacia las mujeres y la comunidad LGTBI.

Frente a todo este entramado de instituciones machistas y patriarcales fue la presión del movimiento LGTB y de mujeres, organizado y luchando en el país del #NiUnaMenos, lo que logró la liberación de Higui. Movimientos que lograron gran repercusión por la libertad de Higui en las redes sociales, pero además nos  movilizamos a los tribunales de San Martín, realizamos acciones en la fiscalía de Malvinas Argentinas, acciones por Higui en todo el país el 17 de mayo, en el Día de Lucha contra la Homolesbotransfobia y llevamos la bandera de libertad para Higui a la enorme movilización del #NiUnaMenos. ¡Es la movilización en las calles y la organización lo que sacó a Higui de la cárcel, y la movilización y organización es lo que va a conseguir su absolución!

Desde Las Rojas, junto con el movimiento de mujeres, abrazamos la causa de Higui y levantamos bien alto su bandera y no podemos más de alegría de que hoy esté en libertad. No sólo por ella, sino por todas las mujeres, lesbianas y trans víctimas de la justicia patriarcal. Y no vamos a parar hasta conseguir la absolución definitiva de Higui y la cárcel para los nueve violadores!

Con la absolución de Yamila y la libertad de Higui el movimiento de mujeres está de fiesta y tiene mucha más fuerza, para conquistar todos nuestros derechos.

¡Absolución para Higui!

¡Cárcel a los 9 violadores!

¡Basta de homolesbotransfobia!

¡Presupuesto para prevenir y evitar la violencia contra las mujeres y trans!

¡Educación sexual laica, científica, feminista y obligatoria!

¡Destitución de jueces y funcionarios cómplices de violencia machista!

¡El Estado es responsable!