Fallo patriarcal contra Flavia

Fallo patriarcal contra Flavia

Un nuevo capítulo de la aberrante justicia patriarcal de Córdoba nos sorprendió el Martes 27, con la noticia de la condena a Flavia a 23 años de cárcel, madre protectora, por la acusación de haber incitado un ataque contra su ex pareja, Gabriel Fernández.
Fernández fue denunciado por Flavia en la justicia penal por abusar sexualmente de su hija de 7 años hace más de 2 años, cuando aún eran pareja.
Como ya es costumbre aunque la denuncia la realizó en 2017, durante estos casi 3 años no se tomó ninguna medida desde el estado para proteger a la niña, sus hermanes ni a Flavia. La causa fue archivada, y el abusador quedó impune y en libertad; impunidad que le garantizó poder hostigar y amenazar a Flavia y su familia durante todo este tiempo.
La desesperación de Flavia, el miedo frente a la presencia del abusador de su hija, y el desamparo absoluto de la justicia patriarcal, la llevó a denunciar públicamente este caso en las redes sociales. Este hecho fue considerado por el jurado popular y los jueces técnicos, como una incitación a un ataque ejercido por su madre y hermano contra Fernández. ¡Con esa explicación es que la han condenado a 23 años de cárcel efectiva!
El letargo de la justicia patriarcal para resolver sobre la denuncia de abuso, es proporcional a la rapidez con la que fue condenada Flavia por denunciar públicamente al agresor de su hija en las redes sociales, frente al archivo de la causa.
Y para colmo de provocaciones, al haberla encerrado negándole el derecho a prisión domiciliaria, les 5 hijes de Flavia (incluida la niña que sufrió los abusos) pueden quedar ahora a cargo de Fernández!!
¡Esto es la justicia patriarcal! Una condena a quien defiende a su hija, mientras se garantiza total impunidad a los abusadores!
El ataque a las madres protectoras que se plantan contra los abusadores, con argumentos amparados en el falso SAP (justificación seudo teórica que culpa a las madres de niñes abusades o violentades de «llenarles la cabeza», escondiendo así que realmente son víctimas) es una de las formas en las que se busca callar la pelea contra la violencia y los abusos. Por eso hay que repudiar este fallo patriarcal, exigiendo la inmediata libertad para Flavia y su absolución, y que se investigue la denuncia por abuso sexual!
El miércoles 4 nos convocamos en la Casa de Córdoba para gritar bien fuerte:
¡Libertad y absolución para Flavia!
¡Cárcel a los abusadores!
¡Destitución de jueces y funcionarios cómplices!
¡El estado es responsable!