Es hora de organizarse con Las Rojas

image_pdfimage_print

Es hora de organizarse con Las Rojas

 

La movilización convocada por la familia y amigxs de Micaela reveló la vitalidad de la sensibilidad social por los casos de violencia y femicidios. Reveló que hay que sectores que se van incorporando a la lucha porque precisamente el Estado y el gobierno no pueden dar respuesta a las necesidades reales de las mujeres reales.

Las amigas de Micaela han sido el motor en Buenos Aires de las movilizaciones. El viernes 7, cuando ya habían pasado seis días de la desaparición de Mica, convocaron a concentrar en Plaza de Mayo para exigir aparición con vida. Fuimos muchas las que acudimos a su llamado, organizadas en agrupaciones como Las Rojas y otras  y también muchas mujeres, sobre todo jóvenes, no organizadas. La actividad fue muy intensa, marchando sobre la plaza, con cantitos exigiendo la aparición de Micaela y con una radio abierta donde se expresó toda la bronca. Terminada la concentración, todas nos enteramos por los medios entre la noche del viernes y la madrugada del sábado que habían encontrado el cuerpo sin vida de Mica. El sacudón fue tremendo, y aún sobre el dolor, la familia de Mica convocó una movilización para la noche del mismo sábado. Rápidamente se replicaron las convocatorias en varios puntos del país. En Buenos Aires, las amigas de Mica llamaron a concentrar a las 20 hs en el Obelisco. Es que la bronca se extendió como reguero. La presión de la movilización en todo el país logró que la madre de Wagner lo entregara en Moreno. No fue la policía, ni los funcionarios los que lograron esto, ni tampoco encontrar a Mica. Fue la propia presión de la movilización.

La convocatoria del sábado a la noche fue enorme. Pese a la lluvia torrencial, cientos y cientos acudimos a la cita de las amigas de Mica, y bajo el diluvio estuvimos varias horas agitando y exigiendo la destitución del juez Rossi y justicia para Mica. Luego nos movilizamos a Tribunales donde una de las amigas, en nombre de todas, tomó la palabra. Fue un discurso lleno de rabia y de dolor, pero lleno de lucha, denunciando a las instituciones, a la justicia, al gobierno, contando quién era Mica, sus pasiones, su lucha, su activismo, su militancia, su humanidad. Y las amigas diciendo ya no podemos mirar para otro lado, hay que organizarse, hay que luchar por cambiar todo.

Para construir el movimiento de mujeres y el camino de la emancipación

Desde hace varios años hay un movimiento de mujeres muy amplio y muy activo, el que se moviliza ante cada caso, el que se moviliza por conquistar el derecho al aborto, contra las redes de trata y explotación sexual, y para que no haya ni una mujer más víctima de la violencia y los femicidios.

Es el movimiento que se reúne todos los años en el Encuentro Nacional de Mujeres, y que ha sido capaz de organizar enormes movilizaciones como las del #NiUnaMenos, los paros de mujeres, el 8 de marzo, el 25 de noviembre contra la violencia hacia las mujeres y otras.

Pero para Las Rojas, como feministas socialistas, la lucha es mucho más amplia. Es importantísimo salir ante cada injusticia, ante cada atropello, pero más que eso, es necesario organizarse y luchar por cambiar las bases de la sociedad, para terminar con la sociedad de opresión y explotación. La lucha por las mujeres requiere ir contra todo el sistema de opresión y explotación, contra el patriarcado y el capitalismo. Por eso, las mujeres tenemos que aliarnos con el conjunto de las y los trabajadores y sus luchas y con una perspectiva de lucha por la emancipación. Por terminar con todas las bases de la explotación y por eso con una perspectiva socialista. Para organizarnos por todas y cada una de las injusticias, para organizarse por #NiUnaMenos, para luchar por Mica y por todas, para luchar por la emancipación de las mujeres, ¡sumate a construir Las Rojas!

Escribinos a lasrojasweb@gmail.com

Facebook: Las Rojas comunidad