Declaracion de Las Rojas ante el 13J

Declaración de Las Rojas ante el 13J

 

Que el aborto sea ley

 

Por  Sofía Mazú

A horas de que arranque una jornada histórica, las mujeres nos estamos preparando en todos lados para que mañana el Congreso dé media sanción por el aborto legal. Más que nunca, tenemos que ser conscientes de que la pelea es contra este gobierno reaccionario y clerical, porque está en contra del derecho a decidir y está poniendo todo su empeño en que el proyecto no salga.

Macri, los pro-feto anti-derchos y la Iglesia, encarnados esta vez en todos los medios de comunicación oficialistas, nos quieren hacer creer que el debate está dividido en igualdad de condiciones. En vez de hacer tapa la cantidad de pañuelos verdes que vemos por metro cuadrado en las calles, hacen tapa las “movilizaciones” de los conservadores. El gobierno de Cambiemos, en la Ciudad de Buenos Aires, definió hacer un “corredor de seguridad” dividiendo la Plaza Congreso a la mitad, adjudicando un lado al movimiento de mujeres y el otro a la derecha patriarcal. Esto es una verdadera escenificación, no es la realidad.

Las mujeres hemos arrancado el debate y hemos ganado a la mayoría de la sociedad para que apoye este reclamo. Nos rodeamos de solidaridad de diversos sectores en lucha. El movimiento secundario ha estado verdaderamente a la vanguardia de esta pelea. Las trabajadoras y trabajadores, como el Posadas o los mineros de Río Turbio que han marchado por sus puestos de trabajo, también lo hicieron con sus pañuelos verdes en sus puños en alto. Las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, como Norita Cortiñas. Las actrices argentinas, que llevaron su posición al debate parlamentario, a la televisión y a los diarios con mucha fuerza. Esa es la realidad. En la calle, en el trabajo y en los lugares de estudio no se ven los marginales pañuelos celestes: se ven los pañuelos verdes y el consenso popular de que esta ley debe salir.

Eso ha sido una conquista enorme que nos permite batallar hasta el final por la conquista que estamos buscando: que el aborto sea ley. No podemos olvidarnos de que están dadas las condiciones para ganar. No podemos ceder ni un milímetro a la pantomima macrista. No es lo mismo si mañana conquistamos la media sanción, que si lo hacemos dentro de uno o dos años. La fuerza está ahora y se ve en todos lados. La fuerza la hemos hecho crecer nosotras, compañeras, a pulmón y desde abajo. Porque si se dilata la aprobación, van a seguir muriendo mujeres y personas gestantes por la clandestinidad del aborto; porque gran cantidad de mujeres y niñas van a seguir siendo obligadas a continuar con embarazos no deseados ¡Ahora es cuando!

Mañana, hagamos historia. Demostremos que no importa cuántos micros rebosantes de fascistas traiga la Iglesia, financiada por el Estado, desde los feudos clericales: que somos más, que somos mayoría, que estamos dispuestas a pasar más de un día apostadas en el Congreso y en todas las plazas del país para ganar el aborto legal. Demostremos el poder de fuego que tenemos las mujeres con todos nuestros aliados y hagamos realidad esta bandera. No podemos tener miedo. Que tengan miedo los reaccionarios, que tengan miedo los diputados, que tengan miedo el gobierno, la Iglesia y todos los sectores anti-derechos. Que mañana, por primera vez, ganemos las mujeres.