Conseguir justicia por Iara

image_pdfimage_print

Una tarea del movimiento de mujeres

 

iara la plata

La lucha que Iara viene dando para meter preso a su violador y padrastro, el policía bonaerense Carlos Marcelo Cuello, ha cobrado renombre en el movimiento de mujeres. La principal razón es la fuerza de esta joven compañera, una compañera que no baja los brazos ante las mil y una maniobras que los jueces, fiscales y funcionarios de este Estado capitalista y machista le imponen: es que Iara eligió organizarse y luchar.

El día 23 de junio, familiares y amigos de Iara, Las Rojas, otras organizaciones de mujeres, nos hicimos presentes en los tribunales de Casación de La Plata para continuar dándole  apoyo a Iara y a su mamá, Laura, en la apelación del fallo absolutorio a Cuello. Sin embargo, media hora antes del juicio, llegó a los tribunales la renuncia del abogado del violador, pasándose la audiencia para el pasado martes 18 de agosto. Con el antecedente de la salida de Piombo de esos mismos tribunales, con un abogado asustado y con la fuerza del #NiUnaMenos, Iara y Las Rojas aseguramos que volveríamos con la misma fuerza, las mismas banderas y la misma exigencia de justicia. No íbamos a permitir que con esta maniobra el Gobierno y su Estado le ganaran la pulseada al movimiento de mujeres, no íbamos a permitir que continuaran educando en la impunidad a violadores y femicidas.

Y así fue. Dos meses después, regresamos con nuestras banderas a las puertas de los tribunales; y Laura pudo apelar el aberrante fallo que mantiene a Cuello en libertad, exigiendo la revocatoria del mismo y la detención inmediata del abusador con una condena ejemplar. Fue ese aguante lo que permitió que la sentencia vaya a saberse el 30 de noviembre, y no recién en marzo del año siguiente, pues se tomará como fecha de la apelación, la de aquella que no tuvo lugar por la renuncia del defensor del policía Marcelo Cuello, y se contarán los meses desde entonces.  

Si bien parece que aún falta mucho tiempo para que este flagelo acabe, no deja de ser una pequeña demostración más de que con la lucha se avanza y se conquista, de que el camino de la calle es que crea conciencia y de que solo las mujeres organizadas podemos medir fuerzas con la justicia patriarcal.

Para que Cuello se pudra en la cárcel tenemos dos paradas fundamentales. La primera es llevar esta lucha al próximo Encuentro Nacional de Mujeres que tendrá lugar en Mar del Plata, la ciudad en la que Rocío Girat metió preso a su padre violador, los días 10,11 y 12 de octubre. La siguiente, es estar otra vez en la calle el 30 de noviembre, presionando para obtener una sentencia favorable.

Como dijo Iara a las puertas de los Tribunales de Casación de La Plata, conseguir justicia no solo le dará la paz que no tuvo en toda su adolescencia: será una nueva victoria del movimiento de mujeres, que solo puede ganar organizando su fuerza para luchar contra el gobierno y la justicia patriarcal de este Estado capitalista y misógino.

 

*¡Justicia por Iara! ¡Cárcel al policía violador Marcelo Cuello!
*Destitución de jueces y funcionarios que amparan la violencia machista