Comenzó el juicio por el femicidio de Claudia Salgán

 

Comenzó el juicio por el femicidio de Claudia Salgán


Los días 6, 7 y 8 de mayo se desarrollaron las tres primeras jornadas de la etapa de debate, durante las cuales declararon la mayoría de los testigos. La familia Salgán acompañada por Las Rojas, exige que la justicia reconozca que se trata de un caso de femicidio.

 

Por Las Rojas La Plata

El lunes 6 en La Plata, comenzó el juicio por el femicidio de Claudia Salgán. Desde las primeras horas de la mañana su mamá, Florencia Cabrera junto a familiares, amigos y conocidos se acercaron hasta las puertas del Fuero Penal, ubicado en calle 8 entre 56 y 57.

Las Rojas nos concentramos junto a ellos para seguir acompañándolos en esta etapa y exigir justicia para Claudia, quien fue asesinada el 8 de julio de 2015 por su pareja Marcelo Nuñez, que la ahorcó y posteriormente apuñaló con un destornillador en su casa en el barrio de Gonnet.

Claudia era mamá de tres hijos y trabajaba como profesora de fitness. Durante muchos años, fue víctima de violencia machista: recibió amenazas, manipulaciones, golpes y sólo pudo separarse temporalmente de Nuñez durante 1997. Cuando se animó a manifestar las situaciones de grave violencia física y psicológica a las que era sometida, su palabra fue desestimada y en la comisaría no tomaron su denuncia. En Argentina, la gran mayoría de las mujeres que denuncian situaciones de violencia pasan por lo mismo: el Estado menosprecia sus denuncias y las deja desamparadas, ya que no destina presupuesto para prevenir y erradicar la violencia hacia las mujeres ni para refugiar y proteger a las que se encuentran en peligro.

Nuñez, por su parte, reconoció haber asesinado a Claudia “porque se le fue la mano”, una excusa típica de los violentos. Incluso admitió haberse deshecho de algunas pruebas, pero su defensa se empeña en buscar que se lo declare inimputable argumentando que “se encontraba en estado de shock” y “no podría discernir las circunstancias”. Sin embargo, tal como expresa la familia Salgán y la mayoría de los testigos, sobran los motivos para que se lo condene a cadena perpetua por este femicidio.

Conocemos de sobra a la justicia patriarcal, y sabemos que no podemos confiar en una institución que ampara violentos, violadores y femicidas, teniendo en cuenta que el informe del observatorio de violencia de genero del 2018 dice que de 98 casos que llegan a juicio con la caratula de femicidio tan solo el 10% llegan a sentencia firme con esa tipificación.

La presión del movimiento de mujeres y de todas las organizaciones que formamos parte de él, es la que puede arrancarle a la justicia la condena para el femicida. Por eso, hemos acompañado a la familia en concentraciones y también compartimos las movilizaciones exigiendo ¡Ni una menos! Con la misma perspectiva, durante estos tres primeros días del juicio, hemos estado junto a la familia Salgán en las puertas del edificio judicial con nuestra batucada exigiendo justicia para Claudia.

El lunes 20 de mayo declararán los testigos pendientes, se presentarán los alegatos y se conocerá la sentencia. Por eso necesitamos plantarnos con fuerza en las puertas del Fuero Penal para conseguir que la justicia condene con prisión perpetua a Marcelo Nuñez por el femicidio de Claudia Salgán.