Category Archives: Boletines

Por un movimiento de Mujeres que se plante

El feminismo se divide frente al ajuste K

Cuando empezamos a tomar conciencia de las injusticias que ocurren en el mundo, suele suceder que nos “enganchemos” más con alguna en especial, porque la sufrimos en carne propia o porque en nuestra época surge tal o cual movimiento de lucha que nos impacta. Pero es natural también que, a medida que nos involucramos, las experiencias y las reflexiones nos lleven a odiar todas las situaciones de opresión y desigualdad, sobre todo cuando empezamos a ver las profundas relaciones que existen entre esa injusticia particular que nos llevó a la lucha activa, y otras de las que hasta ese momento no éramos conscientes.

Sonia Sanchez. Congreso

Un año más sin aborto legal en la Argentina

La campaña por el derecho al aborto legal ya y por la libertad de Susana, María y Claudia serán este año en Salta de las banderas más importantes que levantemos las mujeres. Y Salta no es cualquier lugar. Allí es ama y reina la Iglesia católica. No sólo porque hay una iglesia en cada manzana, sino porque cuenta con un sponsor muy importante: el gobernador kirchnerista Juan Manuel Urtubey, quien en 2009 declaró obligatoria la enseñanza de la religión católica en todas las escuelas públicas.

lucha por el no punible en Moreno

La lucha por el ANP en el Hospital de Moreno

En abril de este año una niña de 13 años, embarazada producto de una violación, concurre acompañada por su madre a denunciar tal situación en la comisaría de la mujer y en la fiscalía de Moreno. Los funcionarios le ocultan a la niña su derecho, (conquistado luego de años de lucha y del escándalo del caso del Hospital Ramos Mejía) de realizarse un aborto no punible.

El gobierno es responsable

Piedra libre para Cristina

El kirchnerismo cada tantos años cambia de escondite para intentar marearnos y desviarnos de la pelea por el derecho al aborto. Y nos versea: Que la sociedad no está preparada para este debate; que tenemos un Papa argentino y que no podríamos cometer semejante pecado en su tierra natal; que la responsabilidad es de los parlamentarios; que los malos de la película son los Jueces y ahora último, resulta que se le ocurrió esconderse detrás de los médicos objetores de conciencia.

basta de femicidios

Basta de femicidios

El 27 de Noviembre del 2011 asesinaban a Micaela, Bárbara, Susana y Marisol en La Plata. Cuádruple femicidio que conmovió a todo el país. Durante dos años Las Rojas junto a los familiares nos movilizamos incasablemente, porque conocemos la trayectoria patriarcal de esta justicia, que siempre libera a los femicidas y condena a las mujeres. El juicio, que se realizo este año, duró más de dos meses y tuvo 120 testimonios. Allí se mostró que Bárbara sufría violencia por parte del Karateca Martínez. Sus amigas declararon que ella lo quería dejar y que él la perseguía cuando salía con ellas o sus compañeros de trabajo. Bárbara no casualmente fue quien recibió 30 puñaladas, 3 veces más que las otras víctimas.

Las Libres

Llega al ENM el documental “Las Libres. La historia después de…”

La lucha por los derechos de las mujeres y contra el estado patriarcal recorre el continente. Y el documental “Las Libres las historia después de…” es un reflejo de esto. El film se centra en la experiencia de la organización mejicana de mujeres “Las libres” que logró sacar luego de una intensa campaña a 9 mujeres de la cárcel que estaban condenadas a 30 años de prisión acusadas de “homicidio en razón de parentesco”.

putin homofobo

¡Basta de homo-lesbo-transfobia!

Durante el mes de julio el presidente ruso Vladimir Putin visitó Latinoamérica, en cada país prometiendo que es el nuevo socio comercial de la región. Cristina Kirchner lo recibió con todos los honores. Pero la comunidad lgttbi y Las Rojas lo recibimos como es debido: con un escrache frente a la Embajada, porque el gobierno de Putin es uno de los más reaccionarios y homofóbicos del planeta.

kromberg

El Gobierno de Kristina nos niega derechos y trabajo genuino…

Comienza el tercer período de gobierno kirchnerista, y los balances se vuelven bien concretos. En poco tiempo sobran novedades: represión brutal a la pueblada de Famatina; espionaje del Estado contra trabajadores y militantes; imposición de un techo salarial tan alejado de la inflación que hace corcovear incluso a la burocracia sindical más obediente, que teme verse desbordada por la reacción de los trabajadores; a esto se suma la escandalosa desinversión en el transporte que terminó en el desastre de Once.

viva el movimiento de mujeres

Que se escuche la voz de las mujeres

La pelea por el derecho al aborto empieza por reconocer que la santa alianza contra las mujeres y el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos tiene su eje en el gobierno de Cristina. El 13 de mayo el papa Bergoglio llamó al “respeto por la vida humana desde el momento de su concepción” y destacó la recolección de firmas en apoyo a una iniciativa para “garantizar la protección jurídica del embrión, tutelando cada ser humano desde el primer instante de su existencia”[1]. Las mujeres ya sabemos que el Vaticano siempre va a estar contra nuestros derechos. Pero el Vaticano no gobierna la Argentina. Gobierna Cristina y con mayoría kirchnerista en el Congreso.

fuera la iglesia de nuestros cuerpos

Ellos se unen contra nuestros derechos

El kirchnerismo y su “década ganada” se monta sobre hacer creer que las cosas que pasan son por poderes que le son ajenos. En el relato kirchnerista el gobierno no tiene nada que ver con que los salarios estén planchados por los techos salariales que impone, mientras no puede controlar la inflación que hace que las y los trabajadores seamos los que pagamos la crisis. En ese mismo relato el gobierno no tiene nada que ver con el asesinato de los qom, aunque sea el gobernador K Insfrán el de los acuerdos con los sojeros de la provincia para quitarles las tierras a los originarios. No es el gobierno el que tiene alguna responsabilidad con la destrucción del ambiente y de la vida de los pueblos de la Cordillera, aunque sea el gobernador K Gioja el que garantiza los privilegios de las megamineras.