28M: el aborto legal nuevamente en la agenda nacional

 

 

28M: el aborto legal nuevamente en la agenda nacional


 

28M2019

 

Por Inés Zeta

“Les argentines ne baissent pas les bras” (Las argentinas no bajan los brazos) fue el titular de un diario de Canadá después del 28M, dando cuenta del impacto que tuvo ayer la presencia nuevamente de miles y miles en los alrededores del Congreso y en todos los puntos del país. A menos de un año de que la Casa de los Dinosaurios se negara a aprobar el proyecto de legalización del aborto, fuimos miles y cientos de miles las que llenamos las calles exigiendo que sea ley.

El gobierno y todos los reaccionarios juntos apostaron a que con la votación en contra del 8A, la marea fuera bajando y dejara de existir. Ya el 8 de marzo de este año, con la contundente movilización en todo el país con el eje en la pelea por el aborto había dado indicios de que esto no fue así. Y la enorme movilización de este 28M, una vez más protagonizada por la juventud, demostró claramente que la lucha por el aborto continua.

La campaña presentó nuevamente el proyecto de ley de IVE. Y acompañó la presentación con una conferencia de prensa dentro del Congreso con diputados y diputadas, y con la presencia de las actrices como Thelma Fardín y tantas otras, que han sabido prestar su visibilidad para ayudar a amplificar la lucha. También estuvo presente nuestra compañera y precandidata a presidenta Manuela Castañeira, porque es una referente indiscutida en la lucha por el derecho a decidir de las mujeres.

La conferencia de prensa, protagonizada por diputadas de los distintos bloques, tuvo un tinte obviamente electoral. Escudándose en que este año de elecciones, más parecía un podio para pedir lugares en las listas de los partidos tradicionales, que una tribuna de expresión de la lucha.

Por el otro lado, el hecho de que la conferencia fuera dentro del Congreso y solo televisada en el exterior, sumado esto a un pobre acto en un escenario pequeño al final de la jornada, demostró que se está volviendo a imponer dentro de la Campaña la línea de someterse siempre a los dictados de los partidos tradicionales, en lugar de estar dirigida por el movimiento. Esta contradicción se expresó, porque el centro fue la conferencia dentro del Congreso en lugar de realizar un gran acto en la calle, donde se exprese el movimiento y se ponga sobre el tapete lo que la marea dice por abajo: que justamente porque es año electoral, no hay que bajar los pañuelos. Que no nos entregamos a la negociación por unos votos a cambio de bajar el reclamo. Que no aceptamos el chantaje de que es el hambre de todo el pueblo o el derecho al aborto. A pesar de eso, la marea se expresó. En las miles de pibas y pibes, en sus carteles, en las charlas, en los cantitos de las batucadas. Por abajo, la agenda es clara: este año se tiene que volver a abrir el debate en las cámaras y se tiene que lograr la aprobación este 2019.

Las que dicen, como les mandó a hacer Alberto Fernández, que por ser año electoral, el aborto ya no es una cuestión urgente, solo están haciéndole el juego a los que creen que la vida de las mujeres muertas por la clandestinidad del aborto no valen nada. En ese marco, nos preocupa el planteo que hizo la diputada del FIT Romina del Plá, quien propuso un ¡plebiscito vinculante! Increíble que sigan sin ver que la mayoría social por el aborto legal ya se expresó de una y mil formas. Y que ponerse a juntar firmas lo único que hace es desviarnos de la tarea de organizarnos para imponer con la movilización que se apruebe el proyecto de ley.28M

Como ya ha demostrado la historia de la lucha por el aborto legal en el mundo, la inmensa mayoría de los países donde el aborto es legal, esto se consiguió con movimientos masivos de lucha en las calles. El mecanismo legal (si es con una ley, con un dictamen de la Corte, o como sea) tiene que ver con la tradición legal de cada país, pero se convierte en una cuestión meramente técnica. Lo que verdaderamente define que se consiga que el aborto deje de ser clandestino es imponerlo por la vía de la lucha. Damos a esto mucha importancia, porque claramente los sectores más ligados a la institucionalidad dentro de la Campaña, están volviendo a imponer la estrategia del cabildeo (convencer personalmente a cada miembro del Congreso) como método para conquistar el aborto. Estrategia que ya se demostró absolutamente inútil cuando en 2011 todos los miembros del partido de Cristina dejaron caer la posibilidad de que el proyecto por primera vez pasara al debate en el recinto, por orden de su jefa política. Y eso a pesar de que varios de ellos y ellas eran firmantes del propio proyecto.

Como bien planteó Manuela Castañeira al cierre de la actividad en la calle, donde sonaba la imparable batucada de Las Rojas, está mal pretender cabildear con los dinosaurios del Senado.

Desde Las Rojas y el Nuevo MAS seguiremos batallando para organizar a la marea verde, para seguir en las calles e imponer que el proyecto se trate en el recinto este 2019. Tendremos una próxima parada el 3J en una nueva movilización del #NiUnaMenos. Y por supuesto en toda la campaña electoral que estamos encarando. Porque todas las candidatas y candidatos del Nuevo MAS levantan bien alto sus pañuelos y porque es uno de los ejes de nuestra campaña.