ūüďĆ Este 8M, copemos las calles

ūüďĆ Este 8M, copemos las calles

Ni Una Menos | El gobierno, la justicia y la policía son responsables


ursula

En las √ļltimas semanas nos vimos conmovides por una serie de femicidios particularmente brutales y evitables. √örsula hab√≠a denunciado 18 veces a su agresor. Ivana M√≥dica hab√≠a denunciado y estuvo desaparecida 8 d√≠as. Guadalupe hab√≠a denunciado y fue perseguida a cuchillazos por una avenida principal de Villa La Angostura.

Hay quienes dicen que el problema es que la sociedad no tiene sensibilidad. Que ‚Äúa nadie le importa‚ÄĚ, que ‚Äúlos hombres no hablan de esto‚ÄĚ, que todav√≠a no se ‚Äútom√≥ conciencia‚ÄĚ. Sin embargo, el mismo d√≠a del femicidio de √örsula el pueblo de Rojas, donde ella viv√≠a y fue asesinada, se levant√≥ y se moviliz√≥, a pesar de la represi√≥n y las balas de goma, y luego se hizo una gran movilizaci√≥n nacional el mi√©rcoles 17 de febrero.

Estamos en el pa√≠s de los inmensos NiUnaMenos, en que miles salimos a la calle por Marita Ver√≥n, donde se hizo el paro de mujeres por Luc√≠a P√©rez, donde las marchas de los 8 de marzo son inmensas y la marea verde inund√≥ las calles y conquist√≥ el aborto legal. Nuestro movimiento feminista es referencia a nivel regional e internacional, apunta contra el patriarcado y se moviliza masivamente despu√©s de cada caso exigiendo justicia, contra toda forma de violencia y por todos nuestros derechos. Es mentira que la sociedad no est√° sensibilizada. Donde todav√≠a no hay respuesta es en el poder. 

¬ŅQui√©nes son los responsables?

El gobierno y su ministerio fantasma

El gobierno de Alberto Fern√°ndez lleva corbata verde, usa lenguaje inclusivo, anuncia el fin del patriarcado y elabora discursos rimbombantes. Pero m√°s all√° de las pantomimas, no toman ninguna medida concreta para terminar con la violencia hacia las mujeres. El √ļltimo anuncio, tras el femicidio de √örsula, fue la creaci√≥n del Consejo Federal para la prevenci√≥n y el abordaje de los femicidios‚Ķ un organismo m√°s para no hacer nada. Parecer√≠a que no se les cae una idea‚Ķ o que no quieren poner un peso. 

El Estado capitalista, con sus instituciones y representantes -se vistan como se vistan- representa y cuida siempre que los due√Īos de la propiedad privada, los capitalistas, no pierdan ni sus privilegios ni su dominio sobre toda la sociedad. As√≠, el Estado se ata al FMI y no le queda presupuesto para combatir la violencia. Es que el Estado es estructuralmente patriarcal y eso no se transforma tan sencillamente como cambiando la corbata del presidente. 

Eli G√≥mez Alcorta, ministra de mujeres  y diversidad, es tan responsable de los femicidios como lo son el ministro de salud de las problem√°ticas de su √°rea o el ministro de educaci√≥n de las fallas en su espacio. Sin embargo, el ministerio de las mujeres y la diversidad no tiene ni una oficina a la que ir a reclamar. Es solo un despacho en la casa Rosada, sin presupuesto. √örsula hab√≠a realizado 18 denuncias y no ten√≠a forma de acercarse al ministerio, a alguna oficina o dependencia, cuando su potencial asesino violaba la perimetral. 

Aun as√≠, si tienen que salir a hacer de cuenta que hacen algo, o si hoy existe un ministerio de las mujeres y la diversidad, es pura y exclusivamente porque primero tuvimos un movimiento feminista gigante que plante√≥ el problema y cop√≥ las calles demandando una soluci√≥n. 

Hay que exigir presupuesto ya para terminar con la violencia.

La (in)justicia patriarcal

El poder judicial, tambi√©n estructuralmente patriarcal,  disciplina a las mujeres y la diversidad, a trav√©s de sus jueces y fiscales, garantizando la impunidad de violadores, violentos y femicidas. 

Por ejemplo, Paola Tacacho, asesinada el a√Īo pasado en Tucum√°n, hab√≠a presentado 14 denuncias contra su asesino, que hab√≠a sido sobrese√≠do por el Juez Pisa. Hace pocos d√≠as, el gobernador de Tucum√°n Juan Manzur (del Frente de Todos) acept√≥ la renuncia del juez, evit√°ndole as√≠ enfrentar el correspondiente juicio pol√≠tico y garantiz√°ndole una jubilaci√≥n de privilegio. Una vez m√°s, los poderosos se cuidan entre ellos.

Hay que exigir la destituci√≥n de jueces, fiscales y funcionarios que amparen a violentos, violadores y femicidas. 

Policía femicida

Tambi√©n son responsables de la terrible situaci√≥n que enfrentamos las mujeres y la diversidad las fuerzas de seguridad, que dependen de los gobiernos nacional, provinciales y municipales. El 20 % de los femicidios son cometidos por miembros de las fuerzas de seguridad, como en el caso de √örsula e Ivana.  

La polic√≠a se r√≠e en la cara de las v√≠ctimas cuando van a denunciar, cajonea las denuncias, no busca a las pibas cuando desaparecen ni a los violentos cuando son denunciados, no garantiza que se cumplan las perimetrales, no reparte botones anti p√°nico ni responde a tiempo a su llamado, y todo esto cuando no est√° cuidando a las redes de trata. La polic√≠a es femicida. No se trata de si hay o no ‚Äúcomisar√≠as buenas‚ÄĚ, como dice la ministra, es toda la instituci√≥n. 

Por otro lado, cuando una víctima denuncia violencia y le dictan al violento una perimetral, si él viola la restricción, no recibe más que una notificación ¡Esto no puede ser así! Tiene que haber consecuencias, para poder mantener seguras a las víctimas. ¡Las mujeres denuncian, la policía encubre!

Este 8M hay que copar las calles

No alcanzan los discursos, ni los planes, ni nuevos organismos que no tienen ni oficinas en las que trabajar. Es importantísimo que el movimiento feminista se mantenga en las calles, movilizándose de manera independiente, denunciando las responsabilidades políticas y exigiendo urgentemente medidas reales y efectivas.

Este 8M hay que copar las calles para dar batalla contra la violencia y los femicidios.

Por Ni Una Menos. Exigiendo presupuesto ya para combatir la violencia. Por la destituci√≥n de todos los jueces y funcionarios que amparan violentos y femicidas. Por la creaci√≥n de organismos independientes de la polic√≠a en donde las victimas puedan hacer las denuncias. Por ESI laica y cient√≠fica en todas las escuelas. Para que no falte ninguna m√°s y por todas las que no volvieron. Este 8M ven√≠ con Las Rojas. 

Justicia por √örsula, Ivana, Guadalupe… ¬°y por todas! ¬°Ni Una Menos!

¡El gobierno y la ministra Elizabeth Gómez Alcorta son responsables!

¬°Presupuesto para combatir la violencia, no para el FMI!

¡Destitución de jueces y funcionarios que amparan la violencia y los femicidios!

¬°Este 8M todxs a las calles!

Descargar PDF